Desde 1990 la especialidad de Lydia Valledor ha sido, y siempre será, la confección a medida para todo tipo de clientas. Tanto si buscas un diseño totalmente adaptado a tu gusto y figura como si no encuentras ese vestido perfecto para un día tan importante.

Seas novia, madrina, madre de novia o invitada, éste es el servicio que necesitas. El resultado, creaciones únicas, diferentes y sofisticadas con su sello personal.

En la primera cita concertada la diseñadora te hará una entrevista para conocer tus gustos, colores favoritos, qué tipo de ropa te hace sentir más cómoda, aquello que te inspira… Seguidamente probarás vestidos de su colección donde la variedad es primordial, podrás ver in situ qué hechuras te favorecen y sientan mejor junto con los apuntes que ella realizará sobre tu cuerpo.

Tras analizarlo todo procederá a realizar los primeros diseños, propuestas variadas donde luego elegirás diseños completos o una parte de cada uno de ellos en combinación para así llegar al definitivo.

A continuación comienza el baile de las telas, es hora de dar color al diseño elegido. Puesto que la tez y líneas corporales de cada persona es un mundo, coloca sobre el cuerpo de cada clienta las posibles telas que más se adaptan al diseño con el fin de encontrar aquella que mejor siente a tu tono de piel y a tus rasgos.

Finalmente, las pruebas del vestido, donde la primera siempre será en una toile gracias a la que podrás comprobar el diseño base de tu vestido y modificar aquello que desees. En las siguientes pruebas lo verás con la tela elegida y un nivel de acabado superior. Estas pruebas varían en función de cada vestido por lo que no tiene un número preestablecido sino que se adapta a las necesidades de cada clienta para que luzca siempre perfecta.